lunes, 27 de agosto de 2018

Andes. Perú. Cordillera Huarochiri. Nevado Pariaccaca. Ascenso de Jurado, Huamán y Mendoza

Marco Jurado alcanza la cumbre del Pariacaca (5758 m) de la Cordillera de Huarochirí. Foto Frank Huamán. Pulse en la imagen para aumentarla.

Acerca del habitual nombre Cordillera Central, escribió Evelio Echevarría en la revista vasca Pyrenaica nº 202, 2001: «Ahora los andinistas de Lima han descubierto que su nombre corriente es Cordillera Huarochirí (del quichua: “huayra-chiri”, los vientos fríos); los lugareños les han informado que también la llaman Cordillera Pariaccaca. Un nombre mitológico: Pariacacca fue un titán andino que derrotó en feroz contienda al perverso Huallallo Carhuincho».

Nevado Pariacaca Sur (5758 m), lado SE de arista NE y arista SE

Los peruanos Marco Antonio Jurado Ames (guía), Frank Huamán y Misael Mendoza viajaron el 5 de agosto de 2017, en autobús y en coche, desde Huancayo a la Cordillera Huarochirí o Pariaccaca de los Andes Centrales del Perú, donde se encuentra la reserva paisajística Nor Yauyos Cochas.

Tras seis horas de viaje dejaron la carretera del río Huaylacancha —que sigue hacia el distrito de Tanta—, para acampar al principio de la quebrada Ninabamba. Al día siguiente caminaron hacia el noroeste por la quebrada, después torcieron hacia el oeste antes de llegar a Tullujutucocha.* Pulse en la imagen para aumentarla.

Subieron luego en dirección suroeste hasta que, al cabo de cinco horas, acamparon (ca. 5070 m) junto a la orilla noreste de una nueva laguna, de origen glaciar, no registrada todavía en la carta oficial peruana, bajo la vertiente noreste del Nevado Pariacaca.**

Los tres empezaron la ascensión el 8 de agosto a las 6:30 horas. Ascendieron parte del glaciar noreste, cruzaron después al lado sur (orientación sureste) de la arista NE del Pariacaca Sur.

Entonces atravesaron por nieve y por dos largos sobre roca suelta con fisuras embotadas de tierra para alcanzar de nuevo la nieve. Escalaron luego directos hasta el filo de la arista. La siguieron hasta un punto donde esperaría Mendoza mientras sus dos compañeros recorrían los 100 m finales de esa arista, que tuerce hacia el norte. Pulse en la imagen para aumentarla.

Esquivaron un bloque de hielo adosado a una fisura, después escalaron otro y una corta sección rocosa hasta la cumbre. Tardaron unas siete u ocho horas. Nombraron su ruta Wanka Ñan (650m, AD+ UIAA V+ M3),*** descendieron por el lado E y llegaron al campo base sobre las 18:00 horas.

Vía seguida por Jurado, Huamán y Mendoza en el Pariacaca Sur (5758 m) de la Cordillera de Huarochirí. Foto Marco Antonio Jurado Ames. Pulse en la imagen para aumentarla.


Notas

* Nombrada Tullocotococha en la carta del Instituto Geográfico Nacional (IGN) del Perú.
** Pariacaca (Pariaccaca, Pariakaka, Paryaqaqa, Tulluqutu, Tullujutu o Tuyucoto) es un nevado con dos cimas bien diferenciadas: la Norte (5699m W. F. Jenks) y la Sur con 5758m (5752m Jenks) en la cartografía oficial, ésta no atribuye nombre a esta montaña situada al sureste del Nevado Collquepucro. Tullujuto significa en quechua `montón de huesos´. T. A. Dodge alcanzó ambas cimas, la Norte con su porteador D.Dionisio en 1936 y la Sur solo en 1938 mientras Dionisio le esperaba.
*** Para Jurado, natural de Huancayo, Wanka Ñan refiere al `camino del wanka´ o al `camino del huancaíno´ porque la población huancaína desciende de los wankas (huancas), cultura guerrera y libre que siempre se rebeló contra los inkas. «Ñan», a veces escrito «Ñann», significa `camino´ en lengua quechua. La parte superior de esta ruta parece coincidir con la de varias ascensiones precedentes.

Fuentes: comunicación personal (c.p.) Marco Antonio Jurado Ames; American Alpine Journal 1948; Alpine Journal 2001; Pyrenaica nº 202, 2001.

martes, 31 de julio de 2018

Andes. Perú. Cordilleras Blanca y Huayhuash. Jurau A y B. Escaladas de Andrés, Gómez, Valle y Aranda

Jorge Valle asciende hacia la arista noroeste del Jurau B (del Siulá) de la Cordillera de Huayhuash. Foto José David Pérez.


Aclimataciones en las cordilleras Blanca y Huayhuash

La expedición a las cordilleras Blanca y Huayhuash, compuesta por los españoles José María (Chemari) Andrés de la Torre, Samuel Gómez Ortega, Jorge Valle Garcia y José David Pérez Aranda, llegó al Perú el 22 de mayo de 2018 y viajó de Lima a Huaraz. Pocos días después, Valle, Pérez y Christine Baschinger (Austria) recorrieron desde Cuartel Huaín hasta el poblado de Llámac, una variación del trekking clásico de Huayhuash, donde ascendieron hasta los 5350 m del Nevado Diablo Mudo para adaptar sus organismos a la altura.

Después del trekking, el trío hispano-austriaco partió de Huaraz el 1 de junio hacia la Quebrada Llaca de la Cordillera Blanca y este mismo día ascendió al nevado Vallunaraju (5686 m) por la vía normal. Valle y Pérez escalaron tres días después la vía Choose the Life de la cara sur del Nevado Pucaraju (5346 m) del macizo del Yanamarey. Andrés y Gómez ascendieron desde la Quebrada Ishinca al Urus (5430 m) por la ruta normal el día 7 de junio. Este mismo día Valle, Pérez y Baschinger salieron del refugio Ishinca (4357 m) a las 1:00 horas, ascendieron al Tocllaraju (6036m) por la vía normal y regresaron al refugio a las 13:15 horas. Andrés y Gómez ascendieron el 8 de junio al Ishinca (5530m) por el este y descendieron por el oeste.

Cordillera de Huayhuash. Porción de la base cartográfica de las hojas 21-i y 21-j del IGN del Perú adaptada por Andes Info. Pulse en la imagen para aumentarla.



Escaladas en Huayhuash

Terminada la fase de aclimatación, los expedicionarios partieron de Huaraz hacia la Cordillera de Huayhuash en furgoneta el 12 de junio. Tras siete horas de viaje llegaron a Queropalca (3831 m), poblado del Departamento de Huánuco. Pulse en la imagen.

Al día siguiente caminaron con 11 burros, tres arrieros y un cocinero hasta Siulácocha (4290 m), laguna junto a la que instalaron el campo base (CB), al pie noroeste del Nevado Siulá Grande. Aquí decidieron escalar, con estilo ligero y limpio, sin uso de taladros, el Jurau A y el Jurau B recientemente atribuidos al Siulá en variados documentos y en la nueva cartografía.

Jurau A del Siulá 5617 m o 5640 m

El día 18 de junio, José María (Chemari) Andrés y Samuel Gómez partieron del CB e instalaron el campo I (ca. 4700 m) bajo la vertiente occidental de los Jurau del Nevado Siulá Grande. Al día siguiente escalaron en la cara suroeste y luego en la oeste del Jurau A siete largos de cuerda hasta el primer vivac. Encontraron las mayores dificultades en el quinto y el sexto largo, por dos corredores de nieve en malas condiciones que enlentecieron la progresión más de lo previsto.

El día 20 de julio escalaron otros nueve largos hasta el segundo vivac. Este día empezó con una gran caída de piedras que les obligó a variar algo el recorrido planeado.

Chemari Andrés en el corredor de salida (60°) de la cara oeste del Jurau A durante el tercer día de escalada. Foto Samuel Gómez.


El día 21 esperaban alcanzar la cima,* pero desistieron, como escribirían luego, «a escasos metros de ésta** por el estado y peligrosidad de la nieve haciendo imposible su total ascensión». Descendieron entonces al segundo vivac, donde pasaron su «tercera noche en pared».

El 22 de junio bajaron a la base de la pared y continuaron hasta el campo base. Dejaron instalados todos los rápeles con seguros convencionales: fisureros, clavos y anillos de cinta.

La cordada considera que este nuevo recorrido —1000 m, con dificultad 6c, M4+, 65°— se caracteriza «por ser una escalada en roca aunque tiene algún tramo en escalada mixta y nieve».

* La cima principal del Jurau A, que tiene 5617 m en la Alpenvereinskarte 0/3c de 1939 y 5640 m en la edición de 2008, fue alcanzada como aclimatación y observatorio a principios de junio de 1964 desde el glaciar del Siulá por Werner Lindauer y Helmut Salger. Esta cordada germana, de la segunda expedición dirigida por Horst Wels a la zona, nombró el pico, «Nevado Bavaria», y calculó en su cumbre 5600 m.

Cuarenta y dos años después, los "ragni" italianos Silvano Arrigoni, Lorenzo Festorazzi, Eugenio Galbani y Franco Melesi escalaron la cara noreste del pico (foto de arriba) y, al creer que era virgen, lo nombraron Siulá Antecima; véase AAJ 1965 y 2007.
** Esta cima secundaria, en realidad punta Noreste (ca. 5500 m), dista unos 200 m de la cima Principal (5617 m o 5640 m) del Jurau A en línea recta.



Jurau B del Siulá 5740 m o 5727 m

El día 19 de junio, Jorge Valle y David Pérez fueron desde el campo base de Siulácocha hasta el mismo campo I (4700 m) de sus compañeros. Al día siguiente empezaron a escalar a las 4:30 horas, en el canal situado a la izquierda de la arista noreste del Jurau B, para aprovechar las buenas condiciones de la primera goulotte, de unos 200 metros de recorrido y dificultad WI 4.

Llegaron debajo de los posibles largos clave del itinerario, pero los evitaron, optaron por escalar «terreno más evidente con una travesía hacia la izquierda de unos 200 metros». A partir de aquí escalaron sucesivos largos de cuerda.

Imagen anterior. Jorge Valle al principio de la escalada (WI 4) en el Jurau B del Siulá. Foto José David Pérez. Pulse en la imagen para aumentarla.

Tras más de dieciocho horas de actividad, habían escalado 900 m (de WI4+, M6, 75°) «con estilo alpino y sin seguros expansivos». No pudieron alcanzar la cima** porque «las condiciones de la nieve hacían imposible la progresión y el aseguramiento». Tomaron entonces la decisión de retroceder un largo para vivaquear en una cueva de hielo. El altímetro de uno de sus relojes marcaba aquí 5700 m, medición que consideraron extraña al recordar los 5727 m de la cima en el mapa que consultaron. Por otra parte, la altura variaba de 5650 m a 5685 m en el gps del teléfono móvil que llevaban; porque la cobertura era escasa.

Jorge Valle en el séptimo largo del Jurau B. Foto David Pérez.


El día 21, al salir el sol, empezaron a descender por donde habían ascendido. «Después de más de 10 rápeles a 70 m de longitud y 210 m de destrepe» llegaron a la base de la pared. Descendieron este mismo día hasta el CB «para tener un mayor descanso».

** El Jurau B tiene 5740 m en la Alpenvereinskarte 0/3c de 1939 y 5727 m en la de 2008. Su antecima, que podría considerarse cima Norte (ca. 5650 m), donde confluyen las aristas noreste y noroeste, fue alcanzada por Beto Pinto Toledo (Perú), Daniel Araiza Chávez (México) y Florian Burger (Austria) el 13 de julio de 2014. Aunque las publicaciones hayan registrado un reciente intento italo-suizo y dos primeras ascensiones en el Jurau B del Siulá, su verdadera cumbre (cima Principal, 5740 o 5727 m) permanece virgen. Esto suscita una curiosa incongruencia derivada del doble significado de «primera ascensión»: el mismo término, aplicado a `la primera vez que se alcanza una cima´, también refiere a `una nueva ruta´ o `apertura de una ruta o vía´.

Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos
José David Pérez Aranda, Horst Wels (RIP) a través de Hermann Huber, Antonio (Toño) Rodríguez Verdugo, Servei Gral. d'Informació de Muntanya.

Fuentes
The American Alpine Journal. USA: American Alpine Club, en particular 1965, 2007, 2015.

Cartografía
Cordillera Huayhuash (Perú), Alpenvereinskarte 0/3c 1:50.000. Deutschen und Österreichischen Alpenvereins ed. 1939 y Österreichischer Alpenverein ed. 2008.
Hojas 21-i Chiquián y 21-j Yanahuanca 1:100.000. Instituto Geográfico Nacional del Perú 1970.
GAMACHE, Martin, NORRIS, Tim et.al. Cordillera Huayhuash, Peru. 1:65.000. Boston (MA): Alpine Mapping Guild, 2002.
GAMACHE, Martin. Cordillera Huayhuash. 1:50,000 Topographic Map. USA: Peaks & Places Publishing, 2004.


Desde arriba, de izquierda a derecha. Línea de la escalada de Chemari Andrés y Samuel Gómez en el Jurau A (del Siulá) de la Cordillera de Huayhuash. Andrés en el largo 16 (6a+) y a la derecha en el largo 17 (6a) durante el tercer día de escalada. Andrés (abajo) en uno de los primeros rápeles. Pulse en cada imagen para aumentarla.


Desde arriba, de izquierda a derecha. Jorge Valle en el segundo largo de la escalada al Jurau B. A la derecha, Valle rapela en el quinto largo. El Nevado Siulá Grande (izquierda) con sus Jurau B (centro) y Jurau A (derecha) detrás de Valle y Pérez. Línea de la escalada de Valle y Pérez en el Jurau B. Pulse en cada imagen para aumentarla.

sábado, 28 de julio de 2018

Andes. Perú. Cordilleras Blanca y Huayhuash. Jurau A y B. Asociación ilógica de nombres

La Cordillera de Huayhuash

Como se indicó en este blog, la cordillera de Huayhuash de los Andes del Perú es famosa por su belleza, sus escarpadas montañas y la sensación de aislamiento que produce a quien la visita. No obsta su cercanía con la ciudad de Chiquián, distante 349 km de Lima y 111 km de Huaraz. Pulse en la imagen para aumentarla.

Aun con el fácil acceso actual a la información, esta cadena montañosa de 30 km de larga, situada en los límites departamentales de Lima, Ancash y Huánuco, tiene cimas vírgenes casi desconocidas, como la del nombrado con raro juicio Jurau B, y picos como el Jurau A llamado «Siulá Antecima» al imaginarlo nunca ascendido.

En cualquier caso, los nombres Jurau A y B parecen ilógicos, inadecuados y quizá inaceptables al otorgarlos a tales cimas que, como indicamos a continuación, pertenecen al Nevado Siulá en vez de al propio grupo de los Nevados Jurau.


Vertiente oriental de los nevados Siulá y Yerupajá de la Cordillera de Huayhuash, con los señalados ilógicamente Jurau A y B en la documentación moderna. Foto Koky Castañeda.



Los nevados Jurau

César Morales Arnao explica, en AAJ 1966, que jurau «es una hierba de hojas finas con una flor morada. Esta hierba crece profusamente en las laderas más bajas de esta montaña de Huayhuash.»

Los «Nevados Jurau» de Huayhuash están señalados en la carta de la Sociedad Alpina Alemana de 1939, abarcan siete cimas superiores a los 5300 m, más una menor, extendidas entre las registradas en la nueva cartografía con los nombres Trapecio (5653 m), al sur, y Carnicero (5980 m) al norte. La arista noreste de este último, llamado hoy «Jurau C o Nevado Carnicero», se alarga hacia el noreste con dos cimas —una próxima de 5594 m (en la carta de 2008) y otra de ca. 5350 m— más otra menor de 5215 m en el extremo noreste indicada en la edición cartográfica de 1939.

Estas últimas cimas (5350 m y 5594 m) debieran ser las verdaderas A y B según los límites de los Nevados Jurau en la cartografía. La arista oeste del Carnicero termina en su collado con el Nevado Sarapo, cuya arista norte lleva al Siulá Chico, cuya arista noreste conecta con el Siulá Grande, de cuya cumbre baja la arista oeste que luego tuerce hacia el nornoreste donde están sus picos denominados Jurau B y A con raro sentido de la lógica.

Pulse en la imagen para aumentarla. Los nombres y cifras en color negro son originales de la carta del ÖAV 2008. La línea de color azul añil señala la divisoria del grupo de cimas del Nevado Jurau, con los posibles auténticos Jurau B y A indicados con cifras rojas (5594 y ca. 5350 m) en la arista noreste del Carnicero.


El origen de la enumeración inadecuada

Las enumeraciones alfabéticas de los «Nevados Jurau» son posteriores a la publicación de la carta oficial peruana de 1969-1970. Las famosas expediciones austroalemanas, las mejores documentadas sobre los nevados de Huayhuash, no consideraron Jurau las actuales cimas A y B que comparten sus glaciares occidentales con el oriental del Siulá. De hecho, la expedición de Wels nombró «Nevado Bavaria» en 1964 el actual Jurau A.* Este último incluso queda fuera de los «Siete Colmillos» indicados en aquella primera carta. ¿Quién consideró luego que esas dos cimas formaban parte de los Jurau?


Vertiente occidental de los ilógicos Jurau desde el glaciar oriental del Siulá Grande. La línea azul indica la ascensión de Helmut Salger y Werner Lindauer en junio de 1964 a la cumbre del Jurau A. La línea roja señala el ascenso en julio 2014 de Beto Pinto, Daniel Araiza y Florian Burger hasta cerca de la cumbre del Jurau B. Foto Koky Castañeda.



La expedición británica de 1988, que intentó escalar la cara oeste del Siulá Chico (6265 m), atribuyó la letra /D/ a la cumbre o cima principal (5674 m) del Nevado Jurau cuando Brian Barker and Jonathan Preston escalaron la cara oeste por una nueva ruta.

Una concienzuda indagación retrospectiva desde esa fecha tal vez proporcione una respuesta más satisfactoria, pues, aunque esa atribución /D/ sea indicio, no revela el origen de las enumeraciones alfabéticas que incluyen en el Nevado Siulá dos cimas de los Nevados Jurau. Queda pendiente, entonces, una gestión documental exhaustiva.

Entretanto, la pretensión de cambiar los divulgados nombres Jurau A y Jurau B de las cimas de la arista oeste-nornoroeste del Siulá Grande probablemente añadiría confusiones, además de complejidad, en las futuras búsquedas de información sobre ascensiones en la Cordillera de Huayhuash.

Notas
* La cima principal del actual Jurau A, que tiene 5617 m en la Alpenvereinskarte 0/3c de 1939 y 5640 m en la edición de 2008, fue alcanzada como aclimatación y observatorio a principios de junio de 1964 desde el glaciar del Siulá por Werner Lindauer y Helmut Salger. Esta cordada germana, de la segunda expedición dirigida por Horst Wels a la zona, nombró el pico, «Nevado Bavaria», y calculó en su cumbre 5600 m. Cuarenta y dos años después, los italianos Silvano Arrigoni, Lorenzo Festorazzi, Eugenio Galbani y Franco Melesi la alcanzaron por la cara noreste y, al creer que era virgen, la nombraron Siulá Antecima; véase AAJ 1965 y 2007.

** El Jurau B tiene 5740 m en la Alpenvereinskarte 0/3c de 1939 y 5727 m en la de 2008. Su antecima, que podría considerarse cima Norte (ca. 5650 m), donde confluyen las aristas NE y NO, fue alcanzada por Beto Pinto Toledo (Perú), Daniel Araiza Chávez (México) y Florian Burger (Austria) el 13 de julio de 2014.

Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos
Horst Wels (RIP), Hermann Huber, Werner Beer —director de la Sección Cartográfica del Österreichischer Alpenverein—, Koky Castañeda, Servei Gral. d'Informació de Muntanya

Fuentes de referencia
The Alpine Journal
The American Alpine Journal

Cartografía
Cordillera Huayhuash (Perú), Alpenvereinskarte 0/3c DÖAV 1939 y ÖAV 2008.
Hoja 21-j Yanahuanca, Instituto Nacional Geográfico del Perú, 1970.

viernes, 20 de julio de 2018

Andes. Perú. Cordillera de Huayhuash. Nevado Siulá. Jurau B. Intentos de Bernasconi, Della Bordella y Arosio por la vertiente oriental

La línea de la derecha indica el primer intento italo-suizo de alcanzar la base de la rocosa cara E del Siulá, por la cara E del Jurau B. La línea izquierda marca el segundo intento, por el pilar Este del propio Siulá Grande. Los triángulos azules indican los vivacs, el rojo la cima del Jurau B que parece confundirse con la cara oriental del Siulá. Foto Koky Castañeda


La invicta cara E del Nevado Siulá Grande

El «zoccolo» (zócalo) equipado durante el primer intento de los alpinistas italianos Matteo Della Bordella y Matteo Bernasconi (Ragni di Lecco), con el suizo Tito Arosio, de acceder a la base de la cara E del Nevado Siulá Grande (6344m) es, en realidad, la cara E del Jurau B 5727 m. El segundo intento de este trío fue por el lado sur del «Pilar Este» del Siulá, empezó más a la izquierda de la ruta Bonniot-Jourdain de 2016 y terminó pocos metros después de cruzarla en el lado norte del pilar.

La caliza pared oriental del Nevado Siulá Grande permanece, pues, como reto y ojalá sea escalada con el honesto estilo tradicional.

Fuentes www.ragnilecco.com; AAJ 2018 y 2017; Cordillera Huayhuash (Perú) Alpenvereinskarte 0/3c edit. DAV 1936 y edit. ÖAV 2008

jueves, 19 de abril de 2018

Andes. Historia. Ascensiones. Nuevo libro de Evelio Echevarría

The Andes: The Complete History of Mountaineering in High South America

La historia de la escalada en los Andes tiene más preguntas sin respuesta que la de cualquier otra cadena montañosa en el mundo.

Esta historia de ascensiones empezó a finales de la Edad de Piedra y cubre un lapso de más de 15.000 años.

Abarca las edades, documenta los ascensos de miles de almas aventureras de todos las épocas:

desde cavernícolas desconocidos, cazadores, indios, sepultureros y mineros hasta exploradores, científicos, topógrafos, artistas y, por supuesto, ¡escaladores deportivos modernos!

Con una riqueza de más de 800 páginas, 290 ilustraciones y 60 mapas, Los Andes: la historia completa del alpinismo en la alta Sudamérica, sin parangón en su amplitud, se enfrenta valientemente a estas preguntas sin respuesta.

Esta obra registra la historia más detallada y completa jamás escrita sobre los Andes. También incluye una lista de más de 3000 primeros ascensos en la cadena andina, un recurso informativo sin igual para cualquier alpinista.

Autor: ECHEVARRÍA, Evelio A.
Editora: Joseph Reidhead & Company Publishers
Idioma: Inglés
Fecha de publicación: 28/02/2018
Impresión: Rústica, 840 páginas
Peso aprox.: 2,58 kg
Dimensiones aprox.: alto 27,9 cm, ancho 21,6 cm, grueso 5,8 cm
Ilustraciones: 290 ilustraciones color y blanco/negro y 60 croquis cartográficos
ISBN-10: 1940777712
ISBN-13: 9781940777719
Otros formatos: iBook, una versión mejorada de eBook, considerada por la editora como el mejor formato y la manera más económica de disfrutar del libro, pero sólo funciona en iPad y Apple.

Nota del editor para los compradores: las versiones de iBook y Kindle están disponibles internacionalmente. La compra de una de estas versiones tendrá ahorros significativos en los costos de envío. El libro en rústica también está disponible en algunos comercios minoristas fuera de los Estados Unidos, incluidos Amazon UK y Amazon EU, pero no podemos controlar el precio minorista de estas copias, y podrían tener un precio de venta superior a los U.S. $ 64,95 recomendados.

Sobre el autor

Evelio A. Echevarria Caselli, nacido en Santiago de Chile en 1926, doctorado en Letras Hispánicas, es profesor emérito y fue catedrático de la Universidad Estatal de Colorado hasta jubilarse en 1997. Desde 1947 ha ascendido montañas en los siete países andinos, también en los tres de la América del Norte. Investiga y redacta la crónica del montañismo conocido y desconocido en los Andes y las Montañas Rocosas norteamericanas desde la antigüedad hasta el presente. Ha alcanzado más de 140 cimas andinas, 70 de ellas vírgenes. Sus propias actividades andinistas incluyen alpinismo exploratorio. Tanto sus libros educativos y deportivos como sus artículos se han publicado en varios países entre 1950 y el presente.